Ayudas para instalar ventanas aislantes

Puertas con aislamiento térmico

Cuando pensamos en realizar una reforma en nuestra vivienda un aspecto que debemos considerar es el aislamiento térmico y el ahorro energético que nos puede suponer tener bien aislado nuestro hogar.  En este sentido las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico pueden ser una excelente opción a la hora de conseguir un excelente aislamiento tanto térmico como sonoro.

Un puente térmico es el efecto de transmitir el frío o el calor entre la cara exterior e interior de la ventana, al transmitirse el calor con facilidad, se producen fugas de calor y, por lo tanto, derroches energéticos. En el caso de las ventanas convencionales con doble cristal aislante las fugas de calor se producen a través del aluminio, que es un excelente conductor térmico. Para evitarlas se utiliza lo que se denomina rotura de puente térmico en ventanas de aluminio.

La rotura de puente térmico de una ventana es un sistema de aislamiento que consiste en introducir una pieza de un material  plástico que evita el intercambio de temperatura entre la cara exterior y la interior de la ventana, interrumpiendo o rompiendo el contacto directo entre ellas. Esta pieza de plástico para ser efectiva tiene que tener un determinado espesor y estar instalada a modo de cámara de aislamiento en el interior de la ventana.

La colocación de ventanas de aluminio con rotura de puente térmico proporciona por un lado un ahorro energético que puede llegar al 40% respecto de las ventanas tradicionales. Por otra parte, las ventanas de aluminio tiene mayores posibilidades estéticas, permitiendo darle un acabado al interior de las ventanas diferente del exterior, que normalmente viene establecido por la estética general del edificio.

Las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico evitan también la típica condensación que se produce en las ventanas convencionales por la diferencia de temperatura exterior e interior

Las ventanas de aluminio proporcionan también una serie de ventajas con respecto a las fabricadas en materiales como el PVC. Así, por ejemplo, en caso de incendio el aluminio no es inflamable y, por lo tanto no desprende gases tóxicos en su combustión. Por otro lado, el aluminio es un material que con un simple lacado anticorrosión es posible utilizar para colocar en las ventanas de viviendas próximas al mar con un mantenimiento mínimo.

Si por todas las razones que hemos citado decides instalar cambiar tus ventanas por ventanas de aluminio con rotura de puente térmico en tu vivienda, te interesará saber que recientemente el Ministerio de Industria y Energía, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, ha establecido un programa de ayudas para la rehabilitación energética de edificios residenciales.

Podrán acogerse a estas ayudas todos los edificios existentes en el sector residencial  y hotelero que deseen mejorar sus calificaciones de eficiencia energética a través de la modalidad combinada de entrega dineraria sin contraprestación y préstamo reembolsable, hasta el 30 de octubre de 2015.

Estas ayudas están destinadas a mejoras en la envolvente térmica, mejoras en las instalaciones térmicas y de iluminación y sustitución de energías convencionales por biomasa. Para mayores detalles sobre estas ayudas se puede consultar el BOE, nº 235 del 1/10/2013

  , , ,