Diferencias entre ventanas de aluminio y de PVC

Diferencias entre ventanas

Actualmente existen en el mercado una gran variedad de materiales entre los que podemos elegir a la hora de colocar las ventanas de nuestra vivienda o local. Hay que conocer bien las diferencias entre ellos para poder decantarnos por el que mejor se adapte a nuestros requerimientos.

A la hora de decidirnos por unas ventanas u otras nos surgirá, de forma inevitable, la siguiente pregunta: ¿ventanas de aluminio o ventanas de PVC? Vamos a explicar las características de cada una de ellas para facilitar la elección del comprador.

Cómo son las ventanas de aluminio

Este es un material ecológico, uno de los más abundantes en el planeta, de ahí que sea muy común su uso en muchos de los objetos que usamos a diario. Entre sus puntos fuertes podemos destacar una gran resistencia a las sustancias químicas y a las altas temperaturas, lo que lo hace muy duradero, además de ser muy ligero y fáciles de mantener.

El aluminio además permite aplicar distintos tipos de acabados según el gusto del cliente. Incluso, en el caso de que estés pensando en instalar ventanas de aluminio en una casa cercana al mar, no tienes que preocuparte de la corrosión ya que a las ventanas de aluminio se le puede imprimir un lacado marino que evita el deterioro producido por la acción del salitre.

Una de las mayores cualidades de utilizar aluminio para la fabricación de ventanas es su estética. Y aunque sea habitual la opinión de que las ventanas de aluminio no ofrecen un buen aislamiento térmico la colocación de un plástico entre el marco interno y el externo (lo que se conoce como RPT – rotura del puente térmico) creará el aislamiento un buen aislamiento térmico, sobre todo en países como España, en donde las tempera no son extremas.

Cómo son las ventanas de PVC

A diferencia del aluminio, éste no es un material natural, sino que surge de la mezcla química de hidrógeno, carbono y cloro. Actualmente es uno de los materiales más usados, especialmente por ser un gran aislante térmico y por su resistencia a las condiciones climáticas extremas, manteniendo sus características y color inicial por largos periodos de tiempo. También es muy buen aislante sonoro. Su mantenimiento es extremadamente sencillo y ofrece una interesante relación calidad-precio. Entre sus desventajas podemos decir que no ofrece tanta variedad de colores y acabados, que retienen más el paso de la luz natural y que puede resultar tóxico en caso de inflamarse.

Es importante que tengas en cuenta todas estas características para que elijas la opción que mejor se adapte a tus circunstancias. Tómate tu tiempo para valorar las cualidades y desventajas de una y otra antes de decidirte, ya que tanto las ventanas de aluminio como las ventanas de PVC ofrecen grandes resultados si se usan de forma correcta.

  , , , , ,