EL MANTENIMIENTO DE LAS PERSIANAS DE NUESTRO HOGAR

mini mad

Las persianas son uno de los elementos claves en cualquier hogar, pero también son de las más olvidadas a la hora de mantener en perfectas condiciones su estado.

Saber cómo limpiarlas y cómo mantenerlas es algo necesario para que nuestras persianas puedan cumplir a la perfección su cometido.
A continuación, desarrollaremos varios tips para mantener nuestras persianas limpias y en las condiciones adecuadas.
LIMPIEZA:
La limpieza de las persianas es muy fácil de llevar a cabo. Lo primero que debemos hacer es preparar los materiales necesarios, para tenerlos a mano y hacer la tarea más sencilla.
Necesitaremos un aspirador o cepillo y un balde con agua caliente jabonosa y un paño.
Bajaremos la persiana al máximo y abriremos el cajón superior, que por lo general está cerrado con unos tornillos.
Pasaremos el aspirador o el cepillo por el tambor, accediendo bien a todos los rincones, para quitar así todo el polvo y suciedad acumulados.
Una vez hecho esto, limpiaremos con el paño mojado en agua jabonosa; empezaremos por el interior de la persiana para luego limpiar la parte del tambor.
Cuando esté bien limpia comenzaremos a subir por tramos la persiana, limpiando con el paño mojado la parte que queda enrollada en el tambor; seguiremos este procedimiento hasta que tengamos todas las lamas limpias.
Pasaremos también el paño por el interior de las guías de la persiana, dejándolas libres de toda suciedad.

CUIDADOS:
Es importante que de vez en cuando, revisemos el estado de las diferentes partes de la persiana.
Debemos de controlar que el recogedor de persiana realice su tarea a la perfección; en caso de aflojarse el muelle cambiaremos el recogedor por uno nuevo.
La cinta de persiana es algo que usamos muchas veces a lo largo del día y que puede llegar a deshilacharse con el uso, provocando enredos dentro del recogedor y facilitando la avería de la persiana. Revisándola a menudo evitaremos que esto nos pase.
También es necesario engrasar con aceite las guías laterales, para permitir el buen funcionamiento de la persiana.
Los topes de persiana son una pieza importante que revisaremos a menudo, cambiarlos es un momento y nos evitará males mayores.
Como podéis ver, el mantenimiento y limpieza de nuestras persianas es algo muy sencillo y muy necesario para poder alargar el buen estado de éstas por más tiempo.