Mosquiteras. Cuándo y dónde conviene instalarlas.

moquit6

Cuando llega el buen tiempo las moscas y mosquitos aparecen en casa, colándose por cualquier sitio que hayamos dejado abierto. Las mosquiteras permiten solucionar este problema sin que tengamos que renunciar a ventilar la casa; son mallas muy finas de PVC o fibra de vidrio que se colocan en puertas o ventanas para cumplir una doble función: filtrar los insectos y dejar pasar el aire fresco como si no estuviesen allí.

Una de las principales razones por las que pensamos que no nos convienen es que las vemos incómodas o feas. Por eso hay que elegir mosquiteras de calidad, que no bloqueen las puertas y ventanas, que sean resistentes y tengan las medidas necesarias para encajar a la perfección sin dejar rendijas.
En cuanto a su apariencia, en Persianas Sabadell tenemos una amplia gama de diseños y colores para que elijas las mosquiteras que más te gusten. Adaptadas al material de tus ventanas y puertas, no desentonarán con tu casa.

Uno de los diseños de mosquiteras más práctico es el enrollable vertical, con un funcionamiento parecido al de una persiana mediante el que desenrollamos la mosquitera cuando la queramos utilizar, y el resto del tiempo la tenemos enrollada en una cajetilla en la parte superior para que no sea visible. Además, estas mosquiteras pueden llevar incorporadas una guía horizontal que hace de contrapeso para facilitar su manejo.

También fabricamos mosquiteras plisadas, ideales para colocar en puertas o ventanas de balcón, con un sistema a base de pliegues en acordeón y que ocupan muy poco espacio al no necesitar raíles.

Las mosquiteras correderas en horizontal están diseñadas especialmente para puertas correderas y funcionan como una hoja más, que podemos correr desde uno u otro lado dependiendo del que queramos tener abierto.

Por último, existen también mosquiteras abatibles, que funcionan como una puerta más pero hecha con el tejido de malla de una mosquitera, y que se encaja en un marco con bisagras.

Colocar mosquiteras es en muchos lugares tan básico para nuestro bienestar como tener persianas. Lo ideal es encargarlas en otoño o invierno, cuando apenas hay insectos, para que ya estén instaladas en el período estival.