Protege tu casa de los molestos mosquitos

mosquit6

Si hay algo en que podemos estar todos perfectamente de acuerdo es en lo molestos que son los mosquitos. Difíciles de atrapar, cuando los escuchamos zumbar de noche en nuestro dormitorio sabemos que nos acechan para picarnos, esperando a su oportunidad para alimentarse con nuestra sangre, ante lo cual o bien podemos levantarnos y pasarnos largo rato tratando de atraparlos o bien podemos resignarnos a sus picaduras y al inevitable prurito del día siguiente.
Hay varias posibles soluciones a este fastidio, como son los repelentes químicos basados en N-Dietil-meta-toluamida, el más eficaz elaborado hasta ahora. Creado por el ejército estadounidense, se usó masivamente en la Guerra de Vietnam para lidiar con los abundantes insectos de la selva. Sin embargo, su uso civil tiene como inconveniente su feo tono amarillento, el daño que puede producir en algunas prendas de vestir y, lo más importante, efectos secundarios como insomnio, irritaciones cutáneas, etc, estando desaconsejado su uso en niños pequeños.
Métodos como los repelentes electrónicos han demostrado su ineficacia o incluso han recibido denuncias de FACUA.
Intoxicar a los mosquitos con insecticida en la misma habitación donde nos disponemos a dormir o permanecer despiertos hasta lograr liquidarlos manualmente no nos garantiza más que una noche de mal descanso.
Como posible alternativa, queda resignarse a las picaduras y comprar calmantes en una farmacia para aliviar la picazón o bien la que consideramos sin duda alguna la solución más eficaz, duradera y barata a largo plazo: la instalación de mosquiteras.
Una mosquitera no mancha, no tiene efectos secundarios, no huele desagradablemente como los insecticidas ni hace ruido y se puede usar tanto con adultos como niños o ancianos, sin contraindicación alguna. Nos protege en nuestro hogar tanto de mosquitos como avispas o cualquier otra clase de insecto, y por tanto de sus picaduras y consiguientes picores, irritacines, hinchazones e incluso posibles enfermedades, sin afear las estancias de nuestra casa gracias a sus múltiples variedades y posibilidades de personalización. No consume electricidad ni se estropea ni se agota. Tanto fija como enrollable o plisada, una buena mosquitera es una solución ideal tanto para puertas o ventanas. Y en invierno, si no las necesita, guárdelas donde quiera hasta el próximo verano, apenas ocuparán espacio.
Aproveche las posibilidades que le brinda una mosquitera…y duerma a pierna suelta.