Trucos para elegir las mejores mosquiteras. ¿ En que debo fijarme ?

mosquitera-lateral-plisada-simple

Las mosquiteras son la mejor ayuda para librarnos de los insectos y del polen en nuestras casas.

De lo que se trata es de evitar que entren moscas y mosquitos, sin tener que recurrir a los insecticidas, y, así poder disfrutar de buena ventilación, sin miedo a que nos invadan insectos y pequeños reptiles. También las personas alérgicas al polen se pueden beneficiar de los tejidos anti-polen con que se pueden confeccionar. Recomendamos que cuando elijamos el tejido de la mosquitera comprobemos que está realizado con materiales de fibra de vidrio o de PVC, para así garantizar su resistencia y durabilidad. También que nos aseguremos de que las piezas y rodamiento de la mosquitera son de calidad, para propiciar una mayor vida útil de la mosquitera y que el tejido se pueda sustituir en caso de que se rompa, por el uso o por el paso del tiempo. Para mantenerlas en buen estado, las recogeremos cuando no son necesarias y cuando hace mucho viento.
Existen muchos modelos de mosquiteras, por ello elegiremos la que necesitemos, en función del espacio en el que vayamos a instalarlas.
Mosquiteras en marco fijo: Se fabrican con un armazón de la medida de la ventana o de la puerta, hecho con listones de madera, grapando el tejido de malla al marco. Se encajan a presión en el hueco de la ventana o de la puerta y son fáciles de poner y sacar.
Mosquiteras enrollables: Este modelo es el más popular. Cuando no se utiliza la mosquitera el tejido queda protegido en un cajón. Se baja, a través de guías laterales que se anclan y sujetan en los extremos inferiores. Cuando queremos subirla, sólo tenemos que soltarla de los anclajes. Estas mosquiteras enrollables suelen ser verticales, pero también las hay horizontales, ambas nos permiten retirarlas cuando necesitemos más luz en la habitación.
Mosquiteras plisadas: Estas curiosas mosquiteras se cierran doblándose en pliegues como si fueran un acordeón. Ocupan menos espacio, pero también son menos resistentes al viento. Tienen la ventaja de que cuando no se necesitan, se retiran en un cajón para no molestar ni ocupar espacio, así podremos pasar por la puerta cómodamente o mantener la ventana abierta sin problemas.
Mosquiteras correderas: Están pensadas para ventanas correderas, ya que se pueden encajar en el perfil de las ventanas. Ocupan el lugar de una hoja de la ventana, y se desplazan hacia un lado u otro de la ventana. No precisan ninguna instalación.